Manifestaciones folclóricas


El Carnaval de Barranquilla es pluricultural, diverso y rico en expresiones ancestrales. Sus danzas y su música recogen el sentir de todos los pueblos del Caribe colombiano. 
 
Danzas de Relación
Son danzas que tienen un argumento que se relata con versos durante su ejecución. Para su actuación, los danzantes requieren estacionarse en un sitio. Las más representativas son: 
 
Danza de Paloteo
 

Es una danza de carácter guerrero que simboliza la lucha entre las naciones. Los danzantes portan una especie de bastón de madera con el que se defienden en la lucha y pronuncian versos alusivos a su país mientras ondean sus banderas.
 
Danza de los Coyongos
Los Coyongos son una especie de aves zancudas de las zonas ribereñas del litoral Caribe. En la danza participa el coyongo rey, la garza gris y otras  aves de río y ciénaga. El argumento se refiere a la faena que realizan las  de las aves al momento de capturar un pez.






Danza de los Goleros o Gallinazos


El argumento de esta danza gira en torno al festín que se dan los goleros o gallinazos cuando tienen comida fresca, que en este caso es un burro  supuestamente muerto. Esta danza es la representación de una pieza de teatro popular.
 
Danza  del Caimán


Es una danza tradicional que se baila el 20 de enero en el municipio de Ciénega (Magdalena). El argumento cuenta la leyenda del rapto de la niña Tomasita por parte de un caimán.
 
Danza de las Pilanderas


Hace referencia a la labor que llevan a cabo las mujeres en el campo para la limpieza del arroz y el maíz. El ritmo predominante de las pilanderas es la puya, por lo que los bailadores deben realizar frenéticos movimientos de hombros y caderas, esfuerzo que genera una graciosa inclinación del busto y la cintura.
 
 
Danzas Especiales 
 
Son danzas con bailes y coreografía tradicionales. Se distinguen porque representan un argumento propio tradicional del Carnaval y no tienen versos. Sus juegos coreográficos tienen licencia para agregarle elementos respetando los patrones básicos de la tradición regional. 
 
Danza de Diablos


Tiene su origen en las fiestas religiosas. Son demonios que generalmente bailaban con espuelas y sonajeros en las procesiones. En sus movimientos saltan y cruzan las piernas, alternando los brazos hacia atrás y haciendo malabares sobre las botellas sin tumbarlas. El éxito del bailarín es lograr lanzar a gran distancia la llamarada.
 
Danza del Gusano


Gira en torno al movimiento del gusano. En la coreografía, al ritmo de una tambora, los danzantes forman una fila y ejecutan varios pasos. De acuerdo con los colores del vestuario y los movimientos coreográficos, se le da el nombre de Gusano. La fila comienza, como es lógico, en la cabeza, y termina en una singular colita con niños de edades entre los dos y los cuatro años.
 
Danza de las Farotas


La Farota es una danza masculina de carnaval. La componen 13 hombres, 6 a un lado y 6 al otro, y la mama que lleva un perrero o un fuete para manejar la danza. La música que se baila es la que produce la caña de millo, el tambor y la tambora de 2 parches. Es una danza de tono burlesco donde se muestra la forma como el español trataba a los indígenas, concretamente a las mujeres.